Ganaron, me abro un blog.

Uso internet desde 1998. En el 2000 descubrí indymedia y los sistemas de publicación abierta, quizás el antecedente más cercano a la llamada ‘revolución blogger’. La publicación abierta, que se sepa, fue uno de los aportes más importantes que el movimiento por el software libre hizo a la comunicación en internet.

En el 2003 monté mi primer página personal que al día de hoy, y sin mucho esfuerzo, tiene un promedio de 100 y 200 visitas diarias según la época y la bolilla que le de. La idea de esa página era (y va a seguir siendo) centralizar las fotos y textos que publico en diferentes medios, para que no se pierdan en la red. Al principio la hice escribiendo html a mano. Más tarde monté un sistema de publicación con cgi y, en los últimos años, usé b2evolution, un software de código abierto para montar multiples blogs en una base de datos. El 90% del laburo técnico lo hice yo: lo único que no se, de puro vago, es poner en marcha las bases de datos de MySQL. En todo este tiempo usé los servicios de linefeed, un colectivo de técnicos con base en San Francisco.

En el último año empecé a leer blogs. El primero, recuerdo, fue puto y aparte, al que descubrí gracias a hacer la misma pelotudez que mucha gente: escribir “puto” en un buscador. De ahí salté a un mundito nuevo que tiene, como todo planeta, lugares aburridos y otros brillantes. También, lo confiezo, abrí varios blogs anónimos. Al menos uno de ellos hizo ruido en la blogofera, y por eso lo abandoné.

Mi página, mientras tanto, se mantuvo como archivo ocasional.

Pero algo cambió. En las últimas semanas intenté armar un proyecto de blog temático y fracasé. Mientras mostraba el enjendro, un compañero de trabajo me hizo notar que lo mio era raro, con esa manía de saber manejar video, fotos y escribir al mismo tiempo.

Yo creo que es una maldición, una forma de no hacer nada en profundidad.

Quizás sea ese el futuro: como el periodismo ayer, el blogger tendrá un océano de conocimientos de cinco centímetros profundidad.

Toda esta huevada para decir, que sí, que me convencieron, que me abro un blog, y a ver que pasa.

Anuncios

3 comentarios en “Ganaron, me abro un blog.

  1. Bienvenido al océano de 5 cm. de profundidad. Hay fondos que se ven lindos y otros que son pura mugre y piedras… Quiero saber cuáles eran los blogs anónimos, eh? :)

  2. Mirá que loco. El señor abre un blog y me tengo que enterar por las estadísticas del mío cinco días después de la inauguración. Qué bárbaro. Espero que todavía no hayas presentado el libro, porque prometiste avisar.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s