Llegando los monos

Acabo de bajar de una nave espacial: dos semanas de rodaje apertfigu.jpgen la montaña, pero sin secretos. Un potrillo sin freno que me dieron para montar intentó asesinarme para recuperar la libertad, y descubrí que no tengo pánico: logré mantenerme sentado sobre su lomo en medio de las sacudidas y controlar la situación. No digo que me sienta orgulloso, pero hace tiempo que no sentía el peligro físico de forma tan pero tan intensa e inminente. Tengo tanto para decir que no puedo decir mucho. Eso sí, recomiendo el sitio de iconoclasistas, cuyos nuevos trabajos (sobre todo las figus) son de los mejorcito que se ve en la escena en los últimos tiempos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s